TROMEN Salamandras y Hornos de Alto Rendimiento

Salamandras y Hornos a leña de doble combustión

La leña es un recurso natural renovable que proviene de los árboles (biomasa).
Las plantas acumulan energía mediante la fotosíntesis que liberan en forma de calor en la combustión de la leña.
En el crecimiento fijan CO2 y liberan O2; en la combustión de la madera, el proceso es inverso y en consecuencia el balance para la atmósfera es neutro (positivo si se incentiva
la implantación de montes y emprendimientos forestales, asegurando así el abastecimiento de leña sin ejercer presión sobre los bosques nativos).

Durante muchos años las clásicas salamandras, hogares o estufas a leña acompañaron nuestros ambientes como principal sistema de calefacción.
El rendimiento de éstos sistemas tradicionales no es el óptimo, ya que gran parte del calor emitido se va por el tiraje y el consumo de leña es alto. Un ejemplo es el hogar abierto
en donde al irse más del 80% del calor por la chimenea, el resto de la casa permanece fría.
En la búsqueda de mejorar la eficiencia y el uso racional de los recursos naturales, se han desarrollado tecnologías que optimizan el funcionamiento, aprovechando todo el calor
que es capaz de proporcionar la madera: el sistema de doble combustión, en donde la leña se quema dos veces, logrando una combustión completa y un calor parejo, uniforme
y agradable en todo el ambiente calefaccionado.